POR MAYORÍA, SE APROBÓ EL CUPO LABORAL TRANS “YANINA PIQUET”

Home / - Noticias - / POR MAYORÍA, SE APROBÓ EL CUPO LABORAL TRANS “YANINA PIQUET”

Por primera vez desde el inicio de la actual gestión, se utilizó “la Banca del Vecino”.  Antonella Tatiana Breve en representación y avalada por las organizaciones integrantes de la Asamblea Trans expuso sobre la posibilidad de generar una sociedad “más justa e igualitaria”

Tras dos años si ser utilizada, hoy Tatiana Breve, llegó ante este Cuerpo Colegiado para hacer uso de la palabra y exponer la posición del sector que representa acerca de la accesibilidad al trabajo. La presidenta Claudia Argumero, pasadas las 11.30 hrs, dio la bienvenida a las y los concejales, organizaciones del colectivo, trabajadoras y trabajadores legislativos y al Director provincial de Diversidad, Adrián Urrutia; a la Directora General de Promoción de Derechos, Alejandra Rodríguez Carrera y a Fabio Bringas Subsecretario municipal de Derechos Humanos, Pluralismo Cultural y Diversidades, que siguiendo los protocolos vigentes de prevención por propagación de COVID -19 se hicieron presentes en el Recinto durante la 12° Sesión Ordinaria. También estuvieron las diputadas provinciales Karina Montecinos y Soledad Salaburu.

“La participación, la inclusión y la apertura para que cada persona pueda expresarse en este Recinto, es una de las premisas de esta gestión. Somos un Concejo de ´Puertas Abiertas´; promovemos el diálogo, el intercambio de ideas para el entendimiento y así lograr los consensos que las y los vecinos necesitan para alcanzar soluciones”- dijo Argumero.

La “Banca del Vecino” fue creada en virtud del Artículo 67, inciso 1 de la Carta Orgánica Municipal y puede ser utilizada por vecinas y vecinos, organizaciones e instituciones que acrediten residencia permanente en la Ciudad.

A continuación, Tatiana Breve comenzó su exposición en la que destacó que “no venimos a quitar ni un poquito de felicidad a nadie, buscamos igualdad de derechos. Creemos que con la sanción de esta ordenanza podemos construir una ciudad más habitable, más justa e igualitaria”. Valoró el espacio de participación ciudadana y agregó que el sector que representa “fue históricamente expulsado, discriminado u estuvo sujeto a prejuicios para el acceso al trabajo formal, registrado”. También habló sobre la esperanza de vida de las personas trans, subrayando que “es de 35 años, el único dato que había somos nosotras, nosotros y nosotres es de cuantas moríamos”. Agregó que “todas las personas de la diversidad sexual somos hijes de personas heterosexuales, hermanes de personas heterosexuales. Hemos sufrido la expulsión de nuestros hogares, del sistema educativo. Sin dudas que acceder al mercado laboral es un derecho que muchos viven pero que nos fue sistemáticamente negado. Tampoco creíamos que el acceso a un derecho fuera a generar tanto odio de otros sectores de la comunidad. Nosotres venimos a construir. La pandemia deja en evidencia la forma en que vivimos, la ausencia histórica del Estado y de un montón de sectores hacia nuestro colectivo. También me pasa que las generaciones que están ahí – refiriéndose a los más grandes de edad- no van a acceder a este cupo. Para esta generación estamos llegando tarde. Debemos seguir pensando en ellos. Esto es un escalón para poder llegar a todas. Las vulneradas, vulnerados y vulnerades sabemos organizarnos”.

Para finalizar, Breve adelanto que presentarán un proyecto para modificar la denominación de esta figura legislativa y que en el futuro sea llamada “La banca de la Ciudadanía”.

Esta ley representa un hecho histórico para el colectivo LGBTIQ+ que desde hace años se encontraba a la espera de su sanción.  Señala específicamente, la necesidad de establecer la obligatoriedad de incorporar travestis, transexuales y transgéneros al Estado Municipal. En este sentido, se creó el Cupo Laboral Trans “Yanina Piquet” (llevará el nombre de una reconocida militante del barrio Mariano Moreno, solicitud realizada por distintas organizaciones locales) estableciendo que el Estado Municipal deberá ocupar personas travestis/trans, tomando como base de cálculo el 1% de la planta permanente. Para ello, deberán ser mayores de 18 años, hayan o no tramitado su identidad de género por la Ley Nacional N° 26.743. Se generará un Registro Municipal de Aspirantes, con carácter abierto, que será publicado en la página web de la comuna. El municipio también tendrá a su cargo la promoción de acciones para su incorporación a la planta de empleados del sector privado de la ciudad y la elaboración de programas de concientización que tengan como fin remarcar la importancia de la inserción laboral equitativa e igualitaria y campañas sobre el respeto a la diversidad sexual en los distintos sectores del mundo laboral. Asimismo, deberá reglamentar la presente norma en un periodo de hasta 90 días a partir de su publicación.

Por su parte, la concejala Cecilia Maletti, dijo “estas son algunas de las personas que se pusieron al hombro la lucha por la igualdad, hay muchas más. Quiero poner en valor la importancia de la participación en política. Hay que ocupar los espacios de decisión política, espacios de poder. Hay que disputarlos a pesar de que puedan ser incómodos, eso representa una conquista colectiva. Esta banca de Libres del Sur, es para garantizar derechos. En cada uno de los lugares que ocupamos son para garantizar derechos de las mujeres, de la diversidad, de los trabajadores, de los humildes. Comprometernos, involucrarnos en la política, somos nosotres quienes en conjunto vamos a cambiar las realidades de los más excluides. Es un día histórico, esperado durante años. Hay que celebrarlo, es una conquista colectiva de miles y miles de personas que ganamos las calles y que estamos convencidas de que queremos igualdad real y garantía de derechos. El Cupo laboral Trans es un piso y no techo en el desarrollo de las políticas públicas. Por primera vez, este Concejo Deliberante se iluminaba hace un mes atrás con los colores de la bandera del orgullo y también flameo en la Plaza de las Banderas. Fue un día bisagra. Pese a quien le pese, esta ciudad va camino a ser más inclusiva. Lo mismo que sucedió con las casas que se entregaron esta semana a las compañeras trans. Sabemos bien a quien le pesa: a quienes han agredido sistemáticamente a los que quieren garantizar derechos. Los que se oponen hoy son los mismo negadores: los sectores conservadores, las iglesias en todos sus credos. Son los mismos que negaron la ley del divorcio, del matrimonio igualitario, la ley de identidad de género, la ley de educación sexual integral, la ley de aborto. Todas estas conquistas no les tocan sus privilegios, ni sus derechos y, aun así, se oponen que otras personas accedan a derechos básicos como el que estamos tratando hoy. Celebramos el respeto por la diversidad sexual.  La importancia del cupo es la transformación de la sociedad. Las demandas son muchas y son urgentes, pero hoy avanzamos en una reparación de una deuda histórica”.

La concejala del MPN Isabel Mosna destacó que “hace mucho tiempo que estamos trabajando este proyecto. Hoy es un día histórico, una conquista que se hace realidad. Quiero comentarles al resto de mis pares, y a los presentes, las políticas públicas asertivas que el estado provincial viene desarrollando hace tiempo a pesar de que no había normativa vigente: se entregaron soluciones habitacionales a compañeras trans, se hizo el Foro de las Infancias Trans, se habilitó la registración  para cambios de género en virtud de la autopercepción, se llevó a cabo el relevamiento “Transformando Realidades” junto a la UNCo; desde el Consejo Provincial de Educación se reconoce la identidad autopercibida,  se implementaron las becas trans, se implementó la Conexión Arco Iris, se realizó el primer espectáculo público de arte transformista para visibilizar; hay 5 consultorios inclusivos, se aplicó un programa de ayudas económica, se elaboraron las guías practicas e inclusivas del ministerio, hay cobertura de los tratamiento de hominización y hay 12 empleadas trans que ingresaron al estado neuquino en los últimos 5 años. Hay una decisión política e institucional también del Intendente Mariano Gaido de llevar adelante estas políticas inclusivas”. Finalmente, con mucha emoción, recordó a Yanina Piquet, quien subrayó que “Rompió barreras” en la lucha por la conquista de derechos del colectivo”.

Desde el bloque del Frente de Izquierda Unidad (FIT Unidad), la concejala Angélica Lagunas recordó que “se trata de una deuda que vamos a intentar resolver ahora”, al tiempo que pidió que “la ley de cupo laboral trans sea ley en todo el país”. La edil también se refirió a la “baja expectativa de vida, 35 años, que tiene que ver con travesticidios y transfemicidios, producto de la exposición y el odio de sectores de la sociedad”, y reclamó por “una política que separe al Estado de Iglesia”. Asimismo, indicó que “aún no han logrado el trabajo en condiciones de igualdad, obligados a empleos con baja paga y peligrosos. El 80 por ciento de elles ejerció la prostitución por desamparo del Estado”, por lo cual bregó por “condiciones dignas de trabajo, aportes, jubilación.

El concejal del Bloque Juntos por el Cambio – PRO – Somos Neuquén, Mario Lara, adelantó su voto negativo en razón de que “se trata de una nueva forma de discriminación, ya que el ingreso a un puesto laboral debe ser evaluado en base a la idoneidad y no a su condición de género”, y en cambio propuso “esquemas de formación y esquemas para los futuros trabajadores, para todos”.  Además, entre otras consideraciones, indicó acerca del proyecto que “se ha realizado una lectura errónea de la realidad, ya que hace referencia a un cambio cultural, pero lo resuelve en forma material.  Aceptar este proyecto, sería reconocer que el Estado municipal ha incumplido con su mandato de igualdad y equidad en su toma de decisiones y descreo que la gestión actual incurra en estas prácticas”.

  

Por su parte, la concejal del unibloque Democracia Cristiana, Nadia Márquez, adelantó su voto negativo y para ello recurrió al artículo 16 la Constitución nacional, que indica que “no admite prorrogativas de sangre y nacimiento. Todos sus habitantes son iguales ante la ley y admisibles en los empleos en tanto condición de idoneidad…”, coincidiendo con su par, Lara, expresó que “no comparto que tratemos de forma distinta a los ciudadanos”, y apuntó a que consentir esta ordenanza, “viola otra ley nacional”, la ley nacional de identidad de género, por considerar que en ella se garantiza la confidencialidad, que según la concejal, al aceptar el cupo trans se vulneraría.

La concejala Ana Servidio, por parte, expuso: “Hoy nosotros vamos a avanzar en la conquista de más derechos. Voy a hablar como persona pero también como sujeto político porque pertenezco a un espacio que promovió la ley de matrimonio igualitario y dimos el debate para la ley de identidad de género. Es la lucha de todes les compañeres. Traigamos todas las constituciones, avanzamos a favor del trabajo garantizado. Este proyecto no salió de un repollo ni es producto de dos o tres iluminados, es una construcción colectiva que logramos cerrar con las miradas y voces de todes. La esperanza de vida de una persona trans es de 42 años. Hablemos de derechos, de la constitución nacional, de la provincial. Para analizar leyes tenemos que pensar también en las personas a las que esas leyes no llegan. La mitad de esa población no pudo terminar sus estudios, sigamos hablamos de derechos. Este es un pasito más, para lograr una sociedad más justa e igualitaria, una sociedad rica en diversidad. Y este cupo va a transformar la realidad”.

Posteriormente, hizo uso de la palabra el concejal Jorge Rey. En su alocución agradeció la presencia de los representantes del colectivo y dijo – en referencia a lo expresado por Tatiana- que “el odio es desprecio, el abandono de personas; el derecho que planteas o el colectivo plantea es totalmente lo contrario. Llegar al estado de felicidad que todos queremos y merecemos. En el año 99, recuerdo, me costó entender todo esto, tengo 60 años, tengo dos hijas que me ayudaron a entender. En el 99 durante un acto político de la Seleccional 1, Yanina Piquet, se paró en medio del pasillo, y le dijo al candidato a gobernador ´yo lo voy a acompañar, pero voy a defender los derechos de las personas trans’. Mejor que decir es hacer, y el gobierno provincial ha demostrado diversas acciones, incorporando derechos y acciones, como dijo mi compañera Mosna. Quiero opinar porque escucho discursos verborrágicos hermosos, pero a la hora de acompañar no escucho acciones”.

  

En tanto, la concejala Rocío Casamayor Jabat sostuvo que “existe discriminación social, si no existiera la discriminación no habría cupos. Cuando no exista más discriminación los cupos no van a ser necesarios. En la política también existe discriminación, yo accedí a este espacio por la Ley de Cupo. Este debate lo están siguiendo en todas las provincias argentinas. Una vez que este proyecto sea ordenanza, que va a ser hoy, vamos a seguir trabajando. En lo referente a derechos no tiene que haber partidos políticos, luchemos todos juntos”.

El concejal del Bloque del MPN, Juan Luis Ousset, expresó que “¿de qué igualdad ante la ley podemos hablar si hay personas que mueren a los 35 años? ¿Quién puede intervenir si no es el Estado? Y en este sentido adelantó su voto positivo tras señalar que “se trata de comprender que con una decisión nuestra podemos mejorar la calidad de vida de muchos vecinos y vecinas, y nadie puede ser discriminado por su condición de género”. Agregó que “las sociedades maduran, y los derechos a veces se arrancan, de perseverar, de tener una vocación transformadora permanente”, y valoró que “los más jóvenes vienen con otra mentalidad, los más chicos nos enseñan a nosotros”, y destacó que “hoy es un día de celebración, a pesar de que muchas de sus compañeras no han podido venir y no por la pandemia, sino porque no están vivas”.

La concejala Hormazabal dijo que “en cinco provincias existe el cupo trans. Hoy saludamos, celebramos esta iniciativa, pero sin embargo entendemos que falta. Las capacitaciones laborales tienen que ser parte por parte el Estado. Inclusive el ingreso y permanencia, debemos asegurarnos que el ingreso va a ser a planta permanente. Mientras que las personas transgéneros, travestis, no tengan esos derechos sobre sus cuerpos, pelearemos por la igualdad ante la ley. El Estado tiene que garantizar el derecho al trabajo a un sector que fue estigmatizado, perseguido y vulnerado. Seguiremos luchando para que las personas conquisten la igualdad ante la vida”.

Bermúdez adelantó su voto positivo en términos generales al proyecto. Dijo que “acá, claramente estamos en una situación donde no podemos garantizar la igualdad de oportunidades. La culpa de que no haya esa igualdad no la tiene la Constitución sino los seres humanos que vamos con una lupa viendo y clasificando a otros seres humanos generando discriminaciones y prejuicios. Muchas veces me encuentro con personas que necesitan empleo; todas las personas tienen derecho al trabajo, pero nadie tiene la obligación de dar trabajo. Dos personas con el mismo perfil y capacidad no están en la misma situación por su pertenencia a este u otro colectivo, entonces se vulnera el derecho al trabajo. No se juga la idoneidad, sino la lupa que uno tiene para juzgar que es bueno o malo. A mí me gustaría que en Artículo 4, se genere la obligación de elaborar programas de concientización.

Por su parte, el concejal Camilo Echevarría felicitó a las diferentes organizaciones “que nunca bajan los brazos” y agregó que “en reuniones, uno explica esta situación y como dijo Tatiana, hay sectores en los que se genera como un odio. Se habla de discriminación. Uno espera que en algunos años no tengamos que hablar de esto”.

El presidente del bloque del oficialismo, Atilio Sguazzini Mazuel indicó que “hoy nos toca traer al recinto un debate que tiene muchos años, mucho recorrido, que no es nuestro, se cristaliza en este cuerpo. Como decía Tatiana, llega tarde, siempre nos toca a los que tenemos que legislar hacernos cargo del presente y el futuro. Mis compañeros y yo, conformamos un espacio político junto al Intendente Mariano atravesado por una mirada de igualdad, equidad, de no discriminación. Venimos a restaurar, a recomponer una sociedad. Una sociedad que cierra los ojos, personas que no acceden a los derechos. Tengo la suerte de haber conocido hace mucho tiempo este trabajo, este debate que se dio y se da en las universidades públicas, en lo privado y en lo municipal. Pedimos que el estado garantice la igualdad para los iguales. A veces lo justo no es equitativo. Queremos un gobierno que le dé posibilidades a todas y a todos, esa es nuestra convicción. Se habla del concepto de idoneidad: las y los compañeros van a ser idóneos. Desde el municipio creamos el área de capacitación y empleo para desarrollar actividades en conjunto. La idoneidad está garantizada para aquellos que tienen dudas. Hoy hablamos de la incorporación del cupo trans que nos va a transformar a todos. Será una sociedad mucho más plural. Este cupo no va a sacar nada a nadie, sino que va a dar garantías”.

El concejal José Luis Artaza adelantó su voto a la ordenanza en general, pero “tengo objeciones”- dijo y agregó que “no estoy de acuerdo en establecer un cupo. Hay que establecer idoneidad. El trabajo genera dignidad y la dignidad permite a la persona desarrollarse. Es la idoneidad lo que garantiza el acceso”. Finalmente hizo referencia a otros artículos que propicia modificar.

La concejala del bloque Juntos por el Cambio – UCR, Jorgelina González, adelantó su voto positivo y expresó que “hoy debería ser obvio que la idoneidad y capacidad fueran suficientes para acceder a un trabajo, pero hoy, ante la situación del colectivo trans, debemos aprobar una norma de discriminación positiva. La concejala agregó que, aunque “hay artículos que no compartimos, pero igualmente los acompañaremos”, destacando el gran esfuerzo del colectivo en esta lucha por la igualdad de derechos”.

Por su parte, el edil Marcelo Zuñiga recordó cuando Ornella Infante propuso este Proyecto. Dijo que “los sorprendió y fue polémico. Se cuestionó mucho. Es justo reconocer el origen de las cosas, como aquí, por la inquietud de organizaciones presentes en este recinto. Se trata de reconocer nuevos derechos. En este caso el trabajo. Esto nace de la calle, como todos los derechos, que son una conquista, no una donación”.

El cupo laboral trans “Yanina Piquet” fue aprobado en general por mayoría y se realizaran modificaciones sólo en el Artículo 4.

 

FacebookTwitterWhatsAppEmail